Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturies

lunes 5 de agosto de 2019

TRABAJAR SIN COBRAR Y OTROS FRAUDES

  • Tribuna de Gerardo L. Argüelles, responsable de Acción Sindical de CCOO de Asturies, en La -Nueva España

Hablamos de explotación. Hablamos de algunas de las formas más graves de precariedad y de fraude a la Seguridad Social. Hablamos de currar y no cobrar o de cobrar por debajo de lo legal. Hablamos de la jornada no retribuida y de los incumplimientos en la subida del salario mínimo. Hablamos de cómo combatir estos abusos con la acción sindical.

Trabajar sin cobrar y otros fraudes

Trabajar sin cobrar y otros fraudes

Se dice pronto: 176.124 horas extra no pagadas a la semana en Asturias, que equivalen a 4.400 empleos  y suponen un ahorro empresarial de 188,5 millones de euros al año. No es algo puntual, se está empezando a hacer sistémico.  El 6% del total de los asalariados y asalariadas a tiempo completo de la región en 2018 realizaron una jornada superior a la acordada; quiere decir que 15.900 personas dedicaron tiempo a su empleo sin que ese trabajo esté remunerado, ni compensado, ni cotizado por sus empresas.

Está habiendo fraude. No nos podemos dejar engañar. En algunos casos no se pagan las horas extra y en otros no se está abonando correctamente la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Se deben atajar y corregir las incorrectas aplicaciones por parte de algunas empresas. En octubre del pasado año, el SMI subió a 900 euros mensuales; a los que se deberían sumar y añadir los complementos, pluses e incentivos existentes como la nocturnidad, la antigüedad, el de transporte, productividad y otros. En ningún caso son absorbibles, salvo indicación en el convenio, algo que raramente sucede. Para que la clase trabajadora compruebe que se aplica correctamente la subida del salario mínimo en su nómina, el sindicato ha puesto en funcionamiento una calculadora, a través de la web www.quenotelajueguen.es.

Cobrando menos o incluso no haciéndolo, ¿cómo no va a surgir el síntoma de "quemarse en el curro"? Además, ahora con las nuevas tecnologías, se impide una desconexión real (ni en vacaciones) y facilita una conexión permanente con el trabajo. Pedimos que el "síndrome del trabajador quemado" sea una enfermedad profesional, tal y como solicita la Organización Mundial de la Salud. Está habiendo una proliferación de casos de acoso laboral y de trabajos tóxicos, con alto nivel de riesgos psicosociales muchas veces difíciles de detectar. Ya lo señaló la ONU el pasado junio en su informe sobre el "Derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental", en el que señala que "las relaciones de solidaridad, en particular mediante la sindicación para garantizar mejores salarios y condiciones y dignidad en el trabajo, son fundamentales para la promoción de la salud mental".

Para eso está un sindicato de clase: para organizarse, combatir los abusos, ser útil y lograr mejoras. Con insistencia y lucha se consiguió el registro horario: normativa de obligado cumplimiento, que es necesaria como forma de prevención de fraudes y abusos, que repercuten en el precio del salario/hora, en las tasas de paro y en las propias cuentas de la Seguridad Social (cotizaciones). La normativa sale bajo el título de "Medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo", lo que significa que la Administración reconoce abusos y precariedad y que no se valora que el tiempo de trabajo vale dinero. Por tanto, la normativa tiene que acompañarse de un mayor control por parte de la Inspección de Trabajo y de un aumento de las sanciones.

Luchamos en la calle con la movilización, luchamos en los despachos con la negociación y si hace falta en los tribunales. Merece destacar la sentencia de la Sala Social de Oviedo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias del pasado 16 de julio, en la que se da la razón a los trabajadores y trabajadoras en el conflicto por la jornada en los antiguos economatos de Hunosa del grupo El Arco. Se demandaban 12 días de descanso y CCOO consiguió 36; la empresa engañaba superponiendo el descanso diario al semanal.

Demasiadas empresas intentan que trabajemos más horas y gratis, que renunciemos al derecho a que suban los sueldos más bajos, a que no haya descanso ni desconexión… la precariedad es un (des) propósito, pero CCOO lo tiene claro: con organización y lucha, la precariedad se combate.

Es un hecho: el mejor método de control de registro horario se produce en los centros de trabajo con alta afiliación y en los que existe representación legal de los trabajadores y trabajadoras. Y también es un hecho que donde está CCOO hay mejores condiciones laborales.

TRABAJAR SIN COBRAR Y OTROS FRAUDES

lunes 5 de agosto de 2019

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación