Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturies

miércoles 12 de junio de 2019

POR ALCOA, POR LA INDUSTRIA, POR ASTURIAS

  • Tribuna de JOSÉ MANUEL ZAPICO, secretario general de CCOO de Asturias, en "La Nueva España"

Pocas veces en nuestra historia reciente se ha producido una movilización tan admirable como la que está protagonizando la plantilla en defensa de Alcoa. Con la razón de su lado y una tenacidad a prueba de adversidades, se ha ganado el apoyo de la comarca avilesina y la solidaridad de toda la comunidad asturiana: Gobierno regional, empresarios, sindicatos y sociedad civil nos sumamos a su causa. Desde que la multinacional estadounidense anunció en octubre sus intenciones… ¡Alcoa no se cierra! ha sido un clamor.

"El Gobierno ha faltado a su palabra en repetidas ocasiones durante este proceso"

Sin embargo la respuesta del Gobierno de Pedro Sánchez y la actitud de la multinacional han sido decepcionantes por lo que los trabajadores y trabajadoras seguimos empujando, con la movilización sostenida y aportando experiencia para la búsqueda de soluciones. Por eso la protesta continúa. Porque no podemos esperar más. El tiempo se agota y ha llegado el momento de exigir soluciones inmediatas, concretas, definitivas.
Este jueves arrancará la "marcha del aluminio", que llevará paso a paso hasta Madrid la reivindicación de la plantilla y de quienes la estamos apoyando. Y la batalla es trascendental. Vital para Asturias. Porque no solo está en juego la pervivencia de Alcoa, está en cuestión el futuro industrial de Asturias y de miles de puestos de trabajo.
La industria nos ha hecho lo que somos, es el presente y, junto con el conocimiento, debe ser el sector sobre el que se sustente nuestro futuro. Su importancia es capital. Genera una quinta parte del Valor Añadido Bruto Regional y da trabajo a unas 60.000 personas, el 15% del empleo, distribuidas en más de 3.500 empresas. El sector tiene además destacables efectos indirectos sobre el resto de la actividad económica y es el principal responsable de las exportaciones regionales. Su productividad es un 41% superior a la media regional. Impulsa la I+D+i y es una fuente de empleo de calidad: mayormente estable, cualificado y con salarios en general buenos.
Tiene fortalezas pero atraviesa también graves incertidumbres y amenazas. La mayor es probablemente el precio de la energía, un problema que viene de lejos. Ya en el documento de "Propuestas para una política industrial", que CCOO de Asturias presentó en 2013, señalábamos que la tarifa eléctrica española era muy superior a la media europea y que eso tenía una gran repercusión en los costes de producción de las grandes empresas. Y Alcoa ha sido un ejemplo paradigmático.
Los anuncios que viene haciendo la ministra para la Transición Ecológica desde el pasado verano han agravado aún más la situación de incertidumbre, generando los consiguientes problemas para arrancar inversiones. Y una industria sin inversión es una industria con planes de cierre. Las medidas del Ejecutivo para mitigar el precio de la energía han sido hasta ahora muy insuficientes y no despejan los riesgos. Ahí tenemos sin ir más lejos los recortes anunciados hace unos días por Arcelor.
Si a la tarifa eléctrica inasumible unimos la falta de una verdadera política industrial en nuestro país y la transición energética acelerada -que por ahora no está siendo justa- que impulsa el Gobierno, nos vemos empujados a una nueva reconversión para la que Asturias no está preparada.
Y sí, tenemos que combatir el cambio climático, por supuesto, nos va la vida en ello. Pero la transición energética tiene que ser justa. Justa y global, porque de nada sirve cerrar nuestras empresas si China o EEUU siguen emitiendo cada vez más gases de efecto invernadero. De nada sirve que España cierre el próximo año -si no lo evitamos- 9 de 14 centrales térmicas, entre ellas las nuestras de Lada y Soto de La Barca, si Alemania alarga la vida útil de las suyas hasta 2038. De nada sirve si España es cada vez más dependiente de terceros países y lobbies económicos e importa generación eléctrica con carbón de Marruecos. Porque el CO2 no entiende de fronteras.
Necesitamos la industria, una industria sólida, avanzada tecnológicamente y diversificada. Una industria de futuro. Por eso la estamos defendiendo con uñas y dientes. Con la movilización y también con propuestas, como las que recogen el documento elaborado por nuestro sindicato o la declaración institucional que acordamos en el Foro por la Industria con el Gobierno regional. Entre otras: una transición energética justa, que atienda a los colectivos de trabajadores y a las zonas afectadas; la autorización administrativa de los cierres de las térmicas; planes de reconversión previos; o medidas que permitan al conjunto de nuestra industria competir en igualdad de condiciones.
En el caso concreto de Alcoa, además, los trabajadores tienen el derecho a que se garantice, por parte de la administración central, que la llegada de un inversor sea finalmente un hecho cierto y que los trabajadores, en primera persona, puedan decidir cuál de las diferentes opciones existentes es la mejor para garantizar el futuro de los puestos de trabajo en la fábrica de Avilés.
El Gobierno ha faltado a su palabra  en repetidas ocasiones durante este proceso. Por eso le vamos a exigir estos días una vez más que cumpla con los compromisos adquiridos garantizando el empleo de los trabajadores y trabajadoras de Alcoa. Menos palabras y más hechos. Para que las empresas mantengan su actividad y el empleo. Para que no se apague la luz en Asturias.

 

POR ALCOA, POR LA INDUSTRIA, POR ASTURIAS

miércoles 12 de junio de 2019

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación