Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturies

domingo 10 de febrero de 2019

Zapico: "La reforma laboral fue un arma de destrucción masiva para la clase trabajadora"

  • A los siete años de su aprobación, CCOO de Asturias hace un balance muy negativo de su impacto en nuestra región

Desde febrero de 2012 se han producido al menos 82.000 despidos en Asturias. La región cerró 2018 con 9.600 ocupados menos de los que había antes de la reforma. La tasa de temporalidad no solo no ha bajado sino que ha aumentado casi un punto. El peso del tiempo parcial sobre el conjunto del empleo ha crecido 3,1 puntos. La región tiene 20.700 ocupados menos que hace siete años trabajando a jornada completa. Los índices de rotación en los contratos crecen y son más altos que nunca. Y la importante pérdida de poder adquisitivo sigue sin recuperarse…

Son algunos de los datos del informe elaborado por nuestro sindicato que ponen de relieve el impacto tan negativo que ha tenido. La reforma laboral aprobada unilateralmente por el Gobierno del Partido Popular (Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero) sin el acuerdo de los agentes sociales y que provocó la convocatoria por parte de los sindicatos de dos huelgas generales, fue el mayor ataque a los derechos de la clase trabajadora desde que vivimos en democracia. “Y sus consecuencias en Asturias las hemos sufrido gravemente y las vamos a seguir padeciendo, si el Gobierno de Pedro Sánchez no rectifica, en forma de paro, precariedad y pobreza”.
 
El secretario general de CCOO de Asturias considera que, aquella reforma que pretendía impulsar la creación de empleo y la ocupación indefinida, fue “un arma de destrucción masiva para la clase trabajadora”. Dejó “un mercado laboral enfermo, con menos empleo y más precariedad, y una sociedad con mucha más desigualdad”
 
José Manuel Zapico recuerda “que abarató y facilitó el despido como nunca antes; provocó la bajada generalizada de los salarios, particularmente de los más bajos; y desguazó la negociación colectiva, provocando un daño casi irreparable a los cimientos de las relaciones laborales democráticas”.
 
“Además”, añade Zapico, “hay que recordar que como consecuencia de aquella reforma laboral los trabajadores somos más débiles a la hora de negociar los expedientes de regulación de empleo, que ya no necesitan autorización administrativa, como acabamos de ver en el caso de Alcoa”.
 
Una imposición que “trajo como consecuencia una precarización brutal del mercado de trabajo y el aumento imparable del número de trabajadores pobres”. Los efectos de aquella reforma laboral fueron “devastadores en Asturias”, como pone de relieve el informe que ha elaborado nuestro sindicato.
 
“La reforma laboral no sirvió para lo que se nos vendían, y sí para lo que no han querido reconocer quienes la impulsaron y avalaron, la derecha política, económica y mediática: para arrebatarnos derechos, maltratarnos laboralmente, hacernos pagar una factura que no era nuestra y dejar un mercado laboral enfermo, con menos empleo y más precariedad, y una sociedad con mucha más desigualdad”. Por eso “venimos pidiendo su derogación desde entonces”. Porque “es evidente el daño que ha hecho”.
 
 

Zapico: "La reforma laboral fue un arma de destrucción masiva para la clase trabajadora"

domingo 10 de febrero de 2019

Documentos relacionados

Balance 7 años de la reforma laboral en Asturias

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - POLÍTICA INSTITUCIONAL Concertación, Diálogo Social, Desarrollo Económico y Territorial - Noticias
Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación