Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturias

viernes 31 de agosto de 2018

PRECARIEDAD EN EL NUEVO ESCENARIO LABORAL

  • Artículo de Gerardo L. Argüelles publicado hoy en el diario "El Comercio"

Representan la nueva cara del capitalismo. Quizá más amable, pero con un apetito incluso más voraz. Utilizan nombres que suenan bien, muy modernos. Dominan las nuevas tecnologías. Y se aprovechan de las reformas del mercado de trabajo. Nos venden satisfacción, pero lo que hacen simple y llanamente es externalizar servicios abaratando los costes laborales y generando precariedad.

Artículo de Gerardo L. Argüelles sobre la precariedad en el nuevo escenario laboral

Artículo de Gerardo L. Argüelles sobre la precariedad en el nuevo escenario laboral

Su objetivo es obtener más y más beneficios, a costa de la clase trabajadora, del entorno y de la competencia abierta por los vacíos de regulación. Esa es la realidad, aunque proyecten una imagen de gente joven, independiente y emprendedora, que va en bici y trabaja unas horas en la calle ganándose unos euros.
 
El perfil laboral en estas empresas es de personas jóvenes, en principio con empleos temporales (en muchas ocasiones como forma de conseguir unos ingresos complementarios a su formación). Sin embargo, cada vez hay más trabajadores y trabajadoras mayores y con cargas familiares. Y las empresas se aprovechan de esos empleos de ida y vuelta o de la necesidad acuciante de trabajo para precarizar y abaratar. Para infundir miedo.
 
Estas llamadas -a veces engañosamente- empresas de “economía colaborativa”, cuya innovación y prestación de servicios las hacían tan atractivas, no son más que máquinas de precarización para sus “trabajadores y trabajadoras”. Y lo entrecomillo porque en verdad apenas tienen trabajadores y trabajadoras en plantilla: están formadas mayormente por “colaboradores”, también denominados prestadores de servicios, que cuando comienzan su relación laboral con ellas se encuentran con dos opciones, a cual peor: o no cotizar a la Seguridad Social, trabajar en negro y por pocos euros; o cotizar por uno mismo como autónomo corriendo con todos los gastos.
 
La mayoría de estas empresas utilizan como modelo empresarial y de relaciones laborales la figura del falso autónomo. Un modelo que les sale totalmente gratis, ya que son los propios trabajadores y trabajadoras quienes se encargan de cotizar tanto a la Seguridad Social como a la Hacienda españolas. Eso sí, la organización, la disciplina y la línea a seguir te la marcan ellos.
 
No tienen además convenios colectivos que regulen los derechos laborales que tendrían como trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena, como horarios, jornada, vacaciones retribuidas, permisos de maternidad y paternidad, bajas por enfermedad; es decir, tienen toda una serie de condiciones y obligaciones, pero no tienen ningún derecho. Tampoco el de la desconexión digital: sus empleados y empleadas tienen que estar continuamente esclavos del móvil y de las aplicaciones si quieren trabajar y ganar algo.
 
Pero hay esperanza. En los últimos meses las Administraciones Públicas están interviniendo en el ámbito de estas empresas colaborativas, y tumbando sus fórmulas de precarizar el trabajo. Deliveroo, por ejemplo, está perdiendo todos procesos en relación con su modelo de relaciones laborales, obligándole los juzgados (o la Inspección de Trabajo) a pagar las cuotas de sus repartidores y repartidoras a la Seguridad Social. El siguiente puede ser Glovo, que no hace mucho se ha implantado en Asturias, con alrededor de 150 personas trabajando para ellos en la región.
 
Con todo, la protesta más sonada ha sido la de Amazon, impulsada por CCOO. Una empresa que está multiplicando exponencialmente sus beneficios (3.573 millones de euros en el primer semestre de este año frente a los 921 millones del mismo periodo de 2017), y cuyo propietario se ha convertido en la persona más rica del planeta... Pero CCOO y los trabajadores y trabajadoras le han vuelto a plantar cara este verano (como ya hicieran en marzo), en una lucha por los derechos laborales, sobre todo de las personas recién contratadas. La movilización fue contundente, con varias jornadas de huelga. Y ya nada será igual.
 
Nuestra organización se viene adaptando desde hace años a estas nuevas realidades del trabajo, luchando contra la precariedad, por la igualdad de derechos, llevando nuestro sindicalismo de clase a la gente joven, un sindicalismo combativo y en consonancia con los tiempos que vivimos. Un sindicalismo cada día más necesario.

PRECARIEDAD EN EL NUEVO ESCENARIO LABORAL

viernes 31 de agosto de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - ACCIÓN SINDICAL Política Industrial, Negociación Colectiva y Salud Laboral - Actualidad
Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación