Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturias

martes 2 de enero de 2018

LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA, PIEZA FUNDAMENTAL PARA RECUPERAR LO ARREBATADO

  • Artículo de Gerardo L. Argüelles, área de Acción Sindical de CCOO de Asturies

Forma parte de la columna vertebral del sindicato. Es uno de los ejes estratégicos a impulsar. Una buena y fortalecida negociación colectiva que recoja de crecimiento de salarios, cláusulas de revisión, empleo, igualdad, prevención, salud laboral y formación sirve para conseguir mejoras sustanciales en las condiciones laborales.

Artículo de negociación colectiva

Artículo de negociación colectiva

Pero se quiere acabar con la negociación colectiva de un zarpazo, romper la intermediación del sindicato y fomentar los acuerdos de empresa, hecho constatado en las últimas reformas laborales. Nuestras reivindicaciones como organización de clase van más allá de los convenios: las plasmamos en el diálogo social. Conseguimos mejoras laborales para el conjunto de la clase trabajadora. Y, sobre todo, logramos justicia social e igualdad.
Con una normativa cada vez más alejada de los intereses de la clase trabajadora, luchamos para que se abran escenarios de negociación. Y en los centros de trabajo es donde comienza nuestra acción sindical, donde se cambian las cosas desde dentro, no siendo únicamente reivindicaciones salariales.
La lucha compensa. Sin embargo, a veces es muy dura, y por ello hay que volcarse. El ejemplo actual es el de Capsa. Es inconcebible que una empresa con beneficios no garantice el poder adquisitivo a su plantilla. Además, vulnera el derecho de huelga, tal y como han reconocido dos sentencias recientes. Si en estos conflictos se sale con unión y cohesión es un triunfo de los trabajadores y trabajadoras, que habrán conseguido con tesón  una reivindicación justa: que no pisoteen sus derechos. Seremos más fuertes para afrontar las diferentes adversidades que puedan surgir. 
Con la economía creciendo y las empresas recuperando beneficios, hay que garantizar el poder adquisitivo. Son necesarios incrementos por encima del IPC y cláusulas de garantía salarial.  Es una cuestión de justicia social, pero también de eficiencia económica, como vía para impulsar la demanda interna y asegurar una salida de la crisis sostenible y equitativa. Sin embargo, vemos reacia y sin ninguna prisa a la patronal para negociar.
 
Teniendo en cuenta los últimos datos del Índice de los Precios del Trabajo, los salarios crecieron en 2015 en Asturias por segundo año consecutivo, pero de forma insuficiente para compensar la intensa devaluación sufrida en años anteriores. Todavía son un 3,4% inferiores a los de 2009 en términos nominales, y la pérdida de poder adquisitivo acumulada entre 2009 y 2015 es de 11,7 puntos. 
Además, con la reforma laboral del PP se está degradando el trabajo. Así, algunos de los nuevos convenios de empresa que han ido surgiendo en los últimos años son “de descuelgue" de los sectoriales de referencia, y aprovechan la prioridad aplicativa de la normativa para establecer condiciones de trabajo inferiores. La precariedad, la desregulación y la falta de diálogo conforman la gasolina de muchos conflictos sociales.
La conflictividad se ve en sectores muy desregulados. Pasó en las protestas del Prat el pasado verano. La subcontratación y las empresas multiservicios, que se están empezando a consolidar, ofrecen unos precios imbatibles y hacen un destrozo absoluto con una competencia desleal a la baja, lo que repercute en las condiciones de los trabajadores y trabajadoras. Por ello afirmamos que la negociación colectiva ha demostrado ser el método ideal de regulación de las relaciones laborales.
La negociación colectiva es fundamental en todos los ámbitos. Pero en algunos, como en el sector público, está prácticamente secuestrada.  Tenemos que luchar por ella para lograr el reto principal de recuperar los derechos laborales que nos han arrebatado, como estamos haciendo en las recientes movilizaciones por lo público. Es una herramienta eficaz, pero debemos darle fuerza, salir a la calle, movilizar a la gente y vencer la resignación.
Y es que, si no somos capaces de acumular fuerzas se va a consolidar la devaluación salarial. La negociación colectiva sirve de trampolín para obligar a la patronal a repartir beneficios entre la clase trabajadora, entre otras cosas. Para ello, es imprescindible lograr buenos acuerdos sectoriales.
Nuestra fuerza es fundamental. Podemos decir que donde CCOO tiene representación se dignifican las condiciones y se cumplen los acuerdos.
 

LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA, PIEZA FUNDAMENTAL PARA RECUPERAR LO ARREBATADO

martes 2 de enero de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - ACCIÓN SINDICAL Política Industrial, Negociación Colectiva y Salud Laboral - Actualidad
Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación