Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturias

lunes 10 de abril de 2017

Los inmigrantes sólo han recuperado cuatro de cada cien empleos perdidos durante la crisis

  • CCOO de Asturias revela que el colectivo de trabajadores extranjeros se encuentra también más desprotegido y advierte de que "su situación es cada vez más vulnerable"
  • Nuestro sindicato apuesta por su integración en igualdad de derechos y reclama más esfuerzo en la lucha contra la explotación laboral y la economía sumergida
  • Exigimos una actuación eficaz de la Inspección de Trabajo y el establecimiento de normas efectivas que endurezcan las sanciones a los defraudadores y explotadores

El informe sobre la evolución del empleo y el paro entre la población extranjera residente en Asturias, anexo de la memoria del Centro de Información para Trabajadores Migrantes (CITE) de CCOO, recoge que en 2016 se estancó la creación de empleo entre el colectivo, al registrarse 12.531 extranjeros en alta en la Seguridad Social, únicamente 7 más que un año antes.

El estudio destaca que la debilidad del empleo en los dos últimos años hace que esté lejos de compensarse la fortísima destrucción de puestos de trabajo registrada en este colectivo en el período 2008-2014: sólo se han recuperado 140 de los más de 3.800 cotizantes extranjeros perdidos, es decir, cuatro de cada cien. Cabe señalar que entre la población autóctona comenzó a crecer el empleo un año antes y de forma más significativa, de manera que se han recuperado ya 9.600 de los 58.600 cotizantes perdidos con la crisis, es decir, diecisiete de cada cien.
 
En cuanto a la contratación, el 83% de los contratos realizados a trabajadores extranjeros en 2016 fueron para trabajar en el sector servicios. Por otra parte, el 88% de los firmados a lo largo del año pasado por este colectivo fueron temporales y, atendiendo a la jornada, el 46% a tiempo parcial. El 40% de todos resultaron doblemente precarios: temporales y a tiempo parcial.
 
En cuanto al perfil de los trabajadores extranjeros, son relativamente numerosos los cotizantes al sistema Especial de Empleados del Hogar, en el que encontramos a unos 2.500 trabajadores extranjeros (el 20% del total, frente a sólo un 2% de la población autóctona).
 
Por lo que se refiere al desempleo, la cifra de extranjeros registrados como parados disminuyó por cuarto año consecutivo: hubo una media de 6.006, 350 menos que en 2015, pero continúa duplicando ampliamente la de 2008 (hay 3.368 parados más que entonces, lo que supone un aumento del 128%) y el balance es mucho más negativo que el concerniente a la población de nacionalidad española (el número de parados supera en un 59% el de 2008). El informe destaca que las cifras del desempleo parecen indicar que el impacto de la crisis económica ha sido mayor sobre la población extranjera, y que la recuperación le está alcanzando también más débilmente.
 
Por último, únicamente el 27% de los extranjeros registrados en el Servicio Público de Empleo cobraba prestaciones al cierre del informe, una proporción que se ha recortado 1,6 puntos en el último año, y que en siete años ha caído 38 puntos, pues en noviembre de 2009 el 65% estaba cubierto por el sistema. Concretamente, al menos 4.375 extranjeros inscritos no estaban cubiertos por el sistema de protección al desempleo, un número que triplica prácticamente el de hace ocho años.
 
El secretario de Política Social, Juan José Palacios, explica que “el descenso de la población extranjera en paro se explica no sólo por el crecimiento del empleo sino también por la salida de efectivos que retornan a su país de origen o emprenden un nuevo ciclo migratorio, y por la irregularidad que sobreviene a quienes, ante la falta de empleo, no pueden renovar su permiso de residencia o trabajo, y por tanto tampoco pueden renovar su demanda de empleo, por lo que dejan de figurar en las estadísticas”. Por tanto, “su situación es cada vez más vulnerable”.
 
Nuestro sindicato defiende “la integración de las personas inmigrantes en nuestra Comunidad, exigiendo la igualdad de derechos, oportunidades y participación en todos los ámbitos sociales y laborales”, y para ello es necesario “redoblar esfuerzos en la lucha contra la explotación laboral y la economía sumergida, exigiendo una actuación eficaz de la Inspección de Trabajo y estableciendo normas efectivas que endurezcan las sanciones a los defraudadores y explotadores”.
 

Los inmigrantes sólo han recuperado cuatro de cada cien empleos perdidos durante la crisis

lunes 10 de abril de 2017

Documentos relacionados

Informe de empleo y paro entre la población extranjera en Asturias

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - Hemeroteca

  • Zona de afiliados
  • Afiliate a CCOO
  • XII Congreso
  • Reclamación temporales
  • Cambio climático
  • Cooperación y Crisis
  • Concertación
  • Estatutos
  • Refugiados
  • Campaña en defensa de lo público
  • Reforma laboral
  • Gaceta Sindical
  • Clínica Láser
  • Atlantis
  • Publicaciones confederales