Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturies

viernes 2 de agosto de 2019

CCOO advierte de que la contratación es coyuntural y precaria

  • El paro bajó en el mes de julio en poco más de 2.000 personas, pero se firmaron casi 40.000 contratos
  • Úrsula Szalata señala que "el sector servicios no puede ser el motor de la creación de empleo de calidad"

En julio la Seguridad Social contabilizó una media de 372.431 cotizantes en Asturias, el dato más alto desde 2011, y el mes finalizó con 65.366 personas en paro registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo, la cifra más baja desde 2008. Cabe recordar, no obstante, que la región todavía tiene 38.500 cotizantes menos que antes de estallar la crisis, y 20.500 parados registrados más que entonces.

Como siempre, el mes de julio ha deparado un aumento del empleo y un descenso del paro, gracias a las contrataciones que se realizan para cubrir la temporada de verano que en Asturias se concentra en los meses de julio y agosto.  En esta ocasión, la Seguridad Social ganó 4.159 cotizantes en la región respecto del mes anterior (+1,1%), una subida similar a la registrada el año pasado por estas fechas;  el crecimiento del empleo a nivel estatal fue bastante más moderado (+0,1%) ya que en otras comunidades la temporada de verano es más larga y por tanto hay menos concentración de la contratación en estos dos meses.  El empleo creado en Asturias en el último mes ha permitido que el paro bajara en 2.160 personas (-3,2%), un descenso también más notorio que el observado a nivel estatal (-0,1%);  de hecho Asturias y Cantabria son las regiones donde más baja el paro en el último mes.

Como cabía esperar, los servicios concentran el aumento del empleo y el grueso de la bajada del paro (-1.570 parados;  -3,2%).  En el resto de sectores también baja el desempleo (el sector primario: -5,2%, con 66 parados menos;  la industria: -3,7%, con 203 parados menos;  la construcción:  -2,4%, con 133 parados menos).  Y desciende también el número de demandantes de primer empleo (-2,9%, con 198 parados menos).

El descenso ha sido algo más intenso entre los hombres (-3,4%) que entre las mujeres (-3,0%);  y por edades baja más intensamente la cifra jóvenes en paro (-6,6%) que la de mayores de 25 años (-3,0%), algo habitual por estas fechas. 

En términos interanuales Asturias sigue a la cola de la creación de empleo:  la Seguridad Social ha sumado 4.322 cotizantes respecto a julio de 2018, lo que significa un avance relativo del 1,2%, cuando el avance medio en el resto de comunidades autónomas es del 2,6%.  El paro registrado baja únicamente en 2.626 personas respecto al año pasado;  el descenso es similar, en términos relativos, al observado en el conjunto del Estado (-3,9%).
Junio y julio son los meses en los que se alcanzan los mayores volúmenes de contratación, con el fin de cubrir la temporada turística, y por tanto la creación de empleo en esta época es efímera, de muy corto recorrido;  en esta ocasión, sólo un 6,1% de los contratos firmados en junio y julio fueron indefinidos, el peor dato del año.  Pero además, la calidad de la contratación empeora respecto del año anterior, ya que sólo crece la contratación temporal (+7,8%) mientras que cae la indefinida (-11,0%). 

Los 39.187 contratos registrados el pasado mes de julio en Asturias marcan un nuevo récord absoluto en la serie histórica, lo que se explica no sólo porque crece el empleo sino también por la creciente rotación vinculada a la escasa duración de los contratos;  recordemos por ejemplo que cada persona contratada en 2018 en nuestra región firmó una media de 2,96 contratos a lo largo del año (de hecho, 5.564 asturianos llegaron a firmar más de 10 contratos), y que cuatro de cada diez contratos temporales firmados el pasado año preveía una duración inferior a la semana. 

Si se mantiene la tónica del pasado año, en julio se habrán realizado en nuestra región más de 7.000 contratos para cubrir puestos de camareros, más de 3.000 para limpieza en oficinas y hoteles, más de 2.000 para vendedores en el comercio, y más de 1.500 para peones de la industria.

La cobertura de las prestaciones por desempleo sigue mejorando y ya alcanza prácticamente a la mitad de la población parada con cotización previa (el 49,9%;   un 55,9% de los hombres y un 45,3% de las mujeres);  se trata del valor más alto en cuatro años.  Con todo, la cobertura del sistema sigue siendo baja (y es, con la del País Vasco, la más baja de todas las comunidades autónomas).  Además, apenas la mitad de las personas beneficiarias cobran la prestación contributiva, con un importe medio de 755,5 euros brutos/mes (el más bajo por comunidades autónomas).  El número de parados/as registrados excluidos del sistema de protección por desempleo sigue reduciéndose, pero aún supera las 37.200 personas.

A la luz de estos datos, la responsable de Empleo de CCOO de Asturias señala que “el sector servicios no puede ser el motor de la creación de empleo de calidad, porque es estacional y con peores condiciones, con contratos por días, incluso por horas, y bajas remuneraciones”. Además, añade Úrsula Szalata, “con este tipo de empleo es muy difícil que las personas puedan llegar a generar coberturas por desempleo”. Finalmente, “pese a la bajada del paro en sectores muy feminizados, el número de mujeres en paro supera con mucho al de los hombres”.
 
 
 

CCOO advierte de que la contratación es coyuntural y precaria

viernes 2 de agosto de 2019

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación