Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
EsElMomento

martes 4 de diciembre de 2018

Asturias no despega, el empleo sigue brillando por su escasez y el paro y la falta de oportunidades son un mal endémico

  • Si queremos mejorar y trabajo estable, más allá de la estacionalidad, se debe hacer aflorar las irregularidades en la contratación, así como perseguir la economía sumergida
  • El sindicato señala que nos contratan por menos horas y menos salario, pero con ritmos más altos y más carga de trabajo, que afecta a nuestra salud

Datos malos y previsibles. El paro aumenta en noviembre en 740 personas en Asturias. Es un incremento del 1,02% respecto al mes anterior, frente al descenso que se registra a nivel estatal. Pero más allá de los números, "hablamos de 73.357 trabajadores y trabajadoras que están buscando empleo y no lo encuentran", señala la responsable de Empleo de CCOO de Asturias. En palabras de Úrsula Szalata, "el paro y la falta de oportunidades son ya un mal endémico de la región".

Para CCOO de Asturias “los datos del paro contradicen el discurso de la patronal”. Tal y como explica la responsable de Empleo, “tenemos la juventud más preparada y formada, pero no hay empleo”. Entonces, “¿por qué se habla de falta de mano de obra y de relevo generacional?”. Hay que recordar que el paro sube entre los jóvenes y las mujeres, que padecen la precariedad con más intensidad.
 
En relación con la precariedad del trabajo, Úrsula Szalata resalta que seguimos hablando de mala calidad en el empleo: “nos contratan por menos horas y menos salario, pero con ritmos más altos y más carga de trabajo, que afecta a nuestra salud”.  En noviembre los 30.356 contratos firmados en Asturias marcaron un nuevo récord, pero la abrumadora mayoría son temporales, de muy corta duración y/o a tiempo parcial; solo un 8,8% indefinidos (una proporción que baja tres décimas respecto al mes anterior y un punto comparado con hace un año);  y prácticamente cuatro de cada diez fueron a tiempo parcial. 
 
A la precariedad se suma la desprotección. Únicamente 31.000 parados y paradas reciben prestaciones por desempleo (43%), de los que tan solo un 50% son contributivas. El resto son subsidios y rentas de inserción. Al menos 41.500 personas registradas como paradas están excluidas del sistema de protección por desempleo, pese a haber cotizado previamente.
 
“Si queremos mejorar y trabajo estable, más allá de la estacionalidad, deben reforzarse los mecanismos para hacer aflorar las irregularidades en la contratación, así como perseguir la economía sumergida”, sentencia Úrsula Szalata.

Asturias no despega, el empleo sigue brillando por su escasez y el paro y la falta de oportunidades son un mal endémico

martes 4 de diciembre de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación