Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
Info Covid19
AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación > AREA EXTERNA Organización, Comunicación, Elecciones Sindicales y Afiliación

jueves 9 de abril de 2020

lunes 10 de febrero de 2020

Ocho años de normativa tóxica para el empleo: menos trabajo y más precariedad

  • CCOO alerta de los efectos nocivos de la reforma laboral en Asturias: deterioro del trabajo; menos personas ocupadas; más rotación, precariedad y parcialidad; debilitamiento de la negociación colectiva; despidos; miedo y devaluación salarial

Tal día como hoy, 10 de febrero, en 2012 el Gobierno en mayoría absoluta del PP impuso la reforma laboral. Ocho años después de su aprobación "hay menos empleo y más precariedad", resalta el secretario general de CCOO de Asturias. Por tanto, "urge que el Ejecutivo progresista, tal y como lleva tiempo anunciando, la derogue de una vez". Derogar en su "totalidad", sostiene José Manuel Zapico, pues está resultando un "arma de destrucción masiva del trabajo". Además, también debe fulminar el artículo 52d del Estatuto de los Trabajadores, uno de los más crueles e injustos, se prima el beneficio sobre la salud, ya que permite el despido por enfermar.

En Asturias hay 14.500 personas trabajando menos de las que había antes de la entrada en vigor de esta “normativa tóxica”. Además, “el empleo se ha ido deteriorando y precarizando a niveles alarmantes”, tal y como señala el secretario general de CCOO de Asturies.  13.200  personas indefinidas menos y 2.200 temporales más. Y,  “no se han cumplido sus pronósticos, tal como querían vender a la sociedad, ya que la tasa de temporalidad no solo no ha bajado, sino que ha aumentado 1,5 puntos”. De igual forma hay 20.800 personas ocupadas menos que hace ocho años trabajando a jornada completa, y 6.300 más a tiempo parcial, de manera que el peso del tiempo parcial sobre el conjunto del empleo ha crecido 2,1 puntos. 
La reforma laboral de 2012 ha contribuido a facilitar el despido, al abaratar la indemnización en el caso de despido injustificado y ampliar los supuestos para que sea calificado de procedente, y también al suprimir la exigencia de autorización en el caso de los despidos colectivos.  Se han producido 91.000 despidos en Asturias, de los cuales 68.700 han sido por causas objetivas y otros 11.500 se han articulado a través de Expedientes de Regulación de Empleo. 
La reforma laboral ha traído consigo un aumento de los índices de rotación:  cada persona contratada en Asturias a lo largo de 2018 (último dato publicado) firmó una media de 3 contratos, frente a la media de 2,4 de antes de la reforma o de 2,1 de antes de la crisis.  En 2018 se hicieron 113.445 contratos más que en 2011, para contratar a 16.023 personas menos.
CCOO hace hincapié en que la reforma laboral del PP también pretendió debilitar la negociación colectiva en favor de los empresarios, con el fin de devaluar salarios y recortar los derechos, con medidas dirigidas a dar prioridad aplicativa a los convenios de empresa, posibilitar la modificación unilateral de las condiciones de trabajo pactadas en convenio y limitar la ultraactividad.  En Asturias se registraron 61 nuevos convenios de empresa, algunos de los cuales pueden ser considerados convenios “de descuelgue” de los sectoriales de referencia . Además, en los últimos años comienzan a proliferar los de empresas multiservicio que devalúan aún más las condiciones.
Para el secretario general de CCOO de Asturies, “el temor a la pérdida del empleo, acrecentado tras el abaratamiento del despido,  contribuyeron a una intensa devaluación salarial”.  Los salarios nominales de 2017 eran todavía un 2,2% inferiores a los de 2011, y los precios un 4,4% superiores, de manera que los salarios acumulaban una pérdida de poder de compra de más de seis puntos.
 
Con esta normativa se da más poder al capital y a las compañías a la hora de la toma de decisiones unilaterales y deslocalizaciones en busca de más beneficios, como puede ser el caso de Vesuvius. En palabras de Zapico, “no puede ser que se deje todo en mano de las empresas”. Analizándola en su conjunto, desde CCOO podemos decir que “la reforma laboral ha supuesto una gran herramienta para bajar sueldos y despedir: es una generadora de salarios de hambre y precariedad”.
 

Ocho años de normativa tóxica para el empleo: menos trabajo y más precariedad

lunes 10 de febrero de 2020