Comisiones Obreras de Asturias

Comisiones Obreras de Asturias
CCOO de Asturies

viernes 8 de noviembre de 2019

El voto progresista no puede quedarse en casa

  • TRIBUNA DE JOSÉ MANUEL ZAPICO, SECRETARIO GENERAL DE CCOO DE ASTURIES, SOBRE LAS ELECCIONES GENERALES

El domingo tenemos las cuartas elecciones generales en menos de cuatro años. A nadie le puede extrañar que la frustración y la decepción estén por las nubes y son una combinación que lleva directamente al hartazgo como paso previo a la desafección. Un panorama con el que la derecha se frota las manos porque le garantiza las condiciones propicias para un discurso del odio como atajo para recuperar el gobierno y poder llevar a cabo un programa de hachazos a nuestros derechos y libertades. Por eso desde CCOO asumimos la responsabilidad de contribuir a que ningún voto progresista se quede en casa.

Hay que ir votar porque hay mucho en juego

Hay que ir votar porque hay mucho en juego

"Hay muchas razones para ejercer el derecho al voto, tantas que nos tomamos las elecciones como una gran movilización"

Ha estado muy bien desalojar al PP, pero no podemos olvidar que buena parte de sus políticas siguen vigentes. El 10 de noviembre tenemos una nueva oportunidad para apoyar a las fuerzas políticas progresistas que, de manera clara y nítida, sitúan en el centro de la agenda política los problemas de las personas. El entramado legal que han creado, a través de la reforma laboral, la de pensiones y la de las prestaciones por desempleo o la Ley Mordaza y la aplicación del artículo 315.3 de Código Penal, han supuesto auténticas bombas de relojería en las paredes maestras de nuestro modelo social.
Quedarse en casa el domingo es un lujo que la gente corriente no podemos permitirnos. Hay que ir votar porque hay mucho en juego:
 Tenemos que derogar la reforma laboral. No se puede consentir que multinacionales con beneficios, como el caso de Vesuvius, decidan deslocalizar su producción y las administraciones hayan renunciado a tener herramientas para evitarlo. El proceso de demolición de los derechos laborales básicos ha llegado tan lejos que hoy se puede despedir libremente por estar nueve días de baja justificada.
Hay que apostar por la industria, una pieza clave y estratégica para la economía asturiana. No hay excusas: el próximo gobierno debe aprobar de una vez por todas el estatuto de la industria electrointensiva, garantizando una factura de la luz competitiva y estable para mantener la actividad y garantizar el empleo.
Debemos reaccionar ante una derecha totalitaria ha puesto en el centro de la diana los derechos y las libertades de las mujeres. Se permite el lujo de cuestionar la lucha contra la violencia de género y, por supuesto, no tiene la menor intención de afrontar la inaplazable batalla contra la brecha salarial o la discriminación laboral.
Hay muchas razones para ejercer el derecho al voto, tantas que nos tomamos las elecciones como una gran movilización. Y, es que, como dice Nicolás Sartorius, "la movilización, en su sentido amplio de la palabra es el camino a seguir para defender el Estado social; la movilización electoral es la que puede dar un vuelco a la situación actual".

 

El voto progresista no puede quedarse en casa

viernes 8 de noviembre de 2019